El idioma
rumano

Idioma rumano

Bienvenidos a rumano.es:
la web sobre la lengua rumana

la lengua rumana

¿Busca información sobre el idioma rumano? ¿Quiere conocer dónde se habla o cuántos hablantes de rumano hay en el mundo? ¿Necesita una traducción de rumano-español? ¿Quiere dotar de validez legal un documento y quiere contratar a un traductor jurado de rumano-español en España o Rumanía? ¿Desea que un intérprete de rumano le acompañe durante una reunión? 

En rumano.es encontrará la respuesta a cualquier necesidad relacionada con la lengua rumana.

Rumanía
Traductor profesional

Traducciones de rumano por traductores profesionales.

traductor oficial
Traductor jurado

Traducciones oficiales por traductores autorizados.

Intérpretes

Servicio de interpretacion en España y Rumanía.

Información sobre el idioma rumano

Mapa de Rumanía

El idioma rumano no solo es la lengua oficial de Rumanía: su influencia se extiende hasta ser uno de los idiomas oficiales de la UE. En cambio, está muy localizado geográficamente y apenas comparte cooficialidad con otros idiomas. Sin embargo, es llamativo que un idioma de origen no eslavo haya perdurado tanto en el este de Europa.

Efectivamente, el origen del idioma rumano no es eslavo, sino romance; proveniente de la gran familia de las lenguas indoeuropeas, el idioma rumano comparte la raíz latina del español.

El origen latino del idioma rumano viene explicado por la historia del país: la actual Rumanía comprende los territorios de la antigua provincia romana de Dacia

Los códigos del idioma son ISO 639-1 ro, ISO 639-2 rum / ron e ISO 639-3 ron.

El idioma rumano  comprende seis dialectos principales:

  • Dialecto Valaquio
  • Dialecto Banato
  • Variedades transilvanas (influenciadas por el húngaro y el alemán)
  • Dialecto de Crisana
  • Dialecto de Maramures
  • Moldavo (lengua oficial de Moldavia, separada del rumano por motivos políticos)

El alfabeto rumano consta actualmente de un alfabeto latino ligeramente modificado (28 letras con 7 vocales), y es prácticamente fonético; incluye, no obstante, bastantes normas muy concretas de pronunciación. En sus orígenes, también se podía escribir rumano mediante el alfabeto cirílico, ocurriendo la transición hacia la grafía latina durante el siglo XVI.

Aparte de las peculiaridades del alfabeto y la fonología, hay pocas diferencias entre el rumano y el español. La tarea de aprender rumano puede resultar muy sencilla, gracias a los elementos gramaticales comunes con nuestro idioma.

Los adjetivos y los sustantivos concuerdan siempre en género y número; el adjetivo suele colocarse después del sustantivo; los géneros son masculino, femenino y ambiguo (un poco distinto al neutro del latín) y a veces se puede cambiar el género de una palabra añadiendo un sufijo, algo que siempre ocurre con el número.

Cuenta con determinantes, artículos, posesivos, pronombres personales, los mismos cuatro grupos verbales del latín… Es una gramática muy similar a la nuestra, lo que facilita mucho la tarea de estudiar rumano.

La lengua rumana tiene estatus oficial en Rumanía y Moldavia; como mencionamos en la introducción, es una de las lenguas oficiales de la Unión Europea.

También es el idioma cooficial de la región serbia de Voivodina; hay otros pocos países donde se habla rumano, fruto de una de las diásporas más extendidas de Europa. Italia, España y Alemania son algunos ejemplos.

La lengua rumana ocupa el puesto número 36 de idiomas más hablados del mundo, con un total de 28 millones de hablantes de rumano; como dato característico de su marcada localización, es la lengua materna de 9 de cada 10 habitantes de Rumanía, y es el idioma nativo del 80 % de los moldavos.

Según datos censales del año 2020, la nacionalidad rumana es la segunda nacionalidad extranjera más numerosa en España. Cuando se recogieron dichos datos estadísticos, residían en España más de 665.000 personas de nacionalidad rumana. 

La comunidad rumana en España es la tercera más numerosa del mundo fuera de Rumanía. Sin duda, uno de los motivos de la preferencia de los ciudadanos rumanos por España es la similitud entre el español y el rumano, ambas lenguas romances.